Denario XCIII. República. Aemilia. FFC-126

Responder
scipio
Tribuno
Tribuno
Mensajes: 104
Registrado: 12/Ene/2016 12:42

Denario XCIII. República. Aemilia. FFC-126

Mensaje por scipio »

Bueno pues tras un periodo de inactividad vuelvo con este artículo sobre una de mis monedas, espero que os guste.

GENS AEMILIA

Imagen

La familia Aemilia es una de las más antiguas e ilustres familias patricias de Roma, de origen sabino. Pretendían descender de Mamercus, hijo de Numa Pompilio, que habría recibido el nombre de Aimilius a causa de su persuasiva elocuencia. Otra tradición expone que los Aemili descienden de Aimylos, hijo de Ascanio, de quien descienden Numitor y Amulius, reyes de Alba longa en la época de la fundación de Roma. Esta gens fue especialmente conocida por los Aemili-Paullus, Scaurus, Mamercus y Lepidus [1].
El monedero es Lucius Aemilius Lepidus Paullus, cuestor en el 59, edil en el 55, pretor en el 53 y cónsul en el año 50 a.C. Fue el hermano del triunviro Marcus Aemilius Lepidus e hijo de Marcus Aemilius Lepidus, por lo
Imagen
que pertenecía a la rama de los Lepidus, una línea secundaria de los Aemilii. Sin embargo, el triunviri monetali lleva el agnomen y cognomen de Lucius Aemilius Paullus, triunfador contra los ligures, hispanos y conquistador de Macedonia al derrotar al rey Perseo en la batalla de Pydna en el 168 a.C y recompensado con 3 triunfos. ¿Por qué este monedero lleva el agnomen y cognomen de otro antepasado cuyo linaje se había extinguido y del que obviamente no puede descender?. El propio padre de nuestro monetario había sido cónsul con el apoyo de Pompeyo en el 78 a.C, pero fue en este punto que el brillo del apellido se empañó. La candidatura de Marcus Lepidus para el consulado fue personalmente desagradable para Sulla que intentó impedirlo. El recién elegido cónsul era abiertamente contrario a las políticas silanas y tras la muerte de este, trató de deshacer su obra. Obtuvo la Galia Transalpina y probablemente la Galia Cisalpina como gobierno proconsular, reunió tropas y se negó a regresar a Roma para celebrar las elecciones consulares. El senado lo convocó a Roma para dar cuenta de sus acciones, pero el año terminó sin su regreso o la elección de nuevos cónsules. Con el nuevo año, Lépido comenzó a marchar hacia Roma. El senado emitió un decreto de emergencia y envió a Pompeyo al norte a la Galia Cisalpina para tratar con el legado de Lépido, Marcus Junius Brutus (padre del asesino de Cesar), mientras que el otro cónsul, Catulus, se quedó en Roma para oponerse a Lepidus. Este estaba acampado a las afueras de Roma y había enviado una demanda al senado para un segundo consulado cuando llegó la noticia de que Pompeyo había puesto fin a la guerra en la Galia Cisalpina y había recibido la rendición de Bruto. Lépido, ahora privado de cualquier posible refuerzo, se vio obligado a luchar por la captura de Roma. Después de un éxito inicial en el Puente Milvio, siguió adelante para ser derrotado en el Campus Martius. Lépido se desesperó y huyó a Cerdeña donde sus esperanzas políticas se hicieron añicos y murió poco después.
Esto explica por qué nuestro monedero intentaba distanciarse de la imagen de su padre y proclamar su apoyo al orden establecido. La cuestión es si su padre realmente le dio el nombre de Paullus en memoria del famoso Lucius Paullus o si nuestro monedero se apropió de ese nombre para distanciarse de los acontecimientos recientes que recordaban el nombre Lepidus [2].
Paullus ayudó a Cicerón durante la conspiración de Catilina y nunca apoyó a Pompeyo . Durante su consulado Julius Caesar lo sobornó para obtener su favor a cambio de dinero que empleó para reconstruir la basílica Emilia en Roma. Se opuso al segundo triunvirato de Octavio, Marco Antonio y su propio hermano apoyando a Cicerón en condenar a sus miembros y declararlos enemigos públicos. Los triunviros lo incluyeron en sus proscripciones, sin embargo, según Dion Casio, su hermano le permitió escapar. Paullus se unió a Marcus Junius Brutus el Joven y cuando este murió en el 42 a.C, fue indultado y vivió los años que le quedaban en Mileto [3].



CRONOLOGÍA

Babelon fecha esta moneda en un año tan tardío como el 54 a.C [1] al confundir al monedero con su hijo. H. A. Grueber la data en el 71 a.C [4] pero reconoce que la datación es poco probable en una fecha tan temprana. Tanto Crawford como Harlan datan esta emisión en el 63-62 a.C [2,3] en plena conjura de Catilina. Las monedas atribuidas a este año revelan un estilo de trabajo similar al del año anterior, pero se produce un cambio respecto a este en las monedas de C. Hosidius Geta, la estructura plana y con borde dentado se abandona repentinamente por monedas con los tipos en alto relieve, de menor tamaño y con bordes lisos. Este nuevo estilo se encontrará en emisiones posteriores. Son tres los triunviri monetalis de ese año: Paullus Aemilius Lepidus, Lucius Scribonius Libo y Caius Hosidius Geta. [5]



CONTEXTO

El régimen silano había resistido la prueba a la que lo había sometido el padre del monedero, Marcus Aemilius Lepidus, que fue la más peligrosa tentativa de derribar dicho orden. Pero una vez conjurada la rebelión se produjo una paulatina reforma o evolución del sistema instaurado por Sila pocos años antes causado por la entrada en escena de nuevos personalismos descontentos con el freno que imponía a su promoción política la constitución silana. A la postre, estas individualidades y la perversión del sistema en su beneficio llevarían al fin de la república romana pocas décadas después. Fue en los años 70-60 a.C donde cristalizaron los personalismos de individuos como Pompeyo, Craso, Catilina, César o Cicerón.
Catilina, protegido de Craso, había fracasado 3 veces en la obtención del consulado, la última de ellas en favor de Cicerón, representante de la nobilitas tradicional. El ambiente hostil de Roma empeoró con su procesamiento por su participación en las proscripciones de Sila. Empujado por esta situación y su ambición, se convirtió en líder de los elementos radicales que no contaban con progresar al lado del senado o de Pompeyo y que tenían esperanzas en una acción violenta por sorpresa. El primer conato de rebelión, conocida como la primera conjura de Catilina acabo rápidamente, pero en el 63 a.C, organizó junto a otros senadores un complot para tomar el poder que acabó en fracaso y con la muerte de los conjurados sin juicio previo. Fue en este ambiente hostil cuando nuestro monedero emitió la moneda que nos ocupa [6].



REPRESENTACIÓN

ANVERSO: Busto velado y diademado de Concordia a derecha.
Ley./ PAVLLVS LEPIDVS CONCORDIA
Imagen

Con el busto de la diosa Concordia velada que vemos en las monedas de Paullus Aemilius Lepidus, el monedero intentaba distanciarse de las disensiones de la época y del pasado de su padre y proclamar su preferencia por la armonía y la concordia. En concreto, haría referencia a la concordia ordinum, la colaboración de las diversas clases para el sostenimiento de las instituciones republicanas que fue fundamental para la política de Cicerón en 63 a.C, del que el monedero era partidario convencido [2]. Esto no iba a ser fácil, teniendo en cuenta los tiempos que le tocó vivir. Probablemente fue otro intento de distanciarse más de la conjura de Catilina, que recordaba demasiado al legado de su padre, lo que llevó a Paullus a acusar a este bajo cargos de violencia y rebelión. La revelación a Cicerón del complot obligó a Catilina a retirarse de Roma antes de enfrentar los cargos que se le imputaban y condujo a la insurrección armada que acabó con la muerte de Catilina [6]. Nótese que la leyenda resalta el nombre Paullus, en referencia a su antepasado lejano, con quién el monedero pretende conectar.
La cabeza de Concordia también puede hacer referencia al templo de la diosa situado en el foro romano en el que se celebraban algunas reuniones del senado, sobre todo en tiempos de crisis. Fue en este templo donde Cicerón pronunció alguna de sus Catilinarias. Este hecho sería indicado en la moneda con el busto de la diosa que indicaría el apoyo a Cicerón y la tradición frente a la insurrección de Catilina [7].

REVERSO: L. Aemilius Paullus de pie a der., apoyándose en un trofeo militar, enfrente, Perseo de Macedonia de pie a izq., con las manos atadas tras la espalda junto a sus dos hijos.
Ley ./encima: TER.,
Exergo: PAVLLVS
Imagen

El reverso conmemora la derrota y captura por parte de Lucius Aemilius Paullus Macedonicus, de Perseo, rey de Macedonia, y sus dos hijos en el 168 a.C, a quienes trajo a Roma para adornar su triunfo. La leyenda TER (Tertius) sin duda se relaciona con las grandes victorias obtenidas por L. Aemilius Paullus en Hispania en el 190 a.C, contra los ligures en el 181 a.C; y la referida en Macedonia, por lo cual el senado le habría otorgado tres triunfos y fue aclamado tres veces "Imperator". No está demostrado si Emilio Paulo celebró tres triunfos, pero la iconografía de la moneda deja pocas dudas sobre qué versión de la tradición quería transmitir el monedero [2].
Lucius Aemilius Paullus es representado como la figura más grande de la moneda que se encuentra a la derecha del trofeo, mientras que a la izquierda hay tres figuras; la persona con las manos atadas a la espalda es el rey Perseo y las dos más pequeñas representan a sus hijos. Perseo, era hijo de Filipo V de Macedonia, que había sido derrotado por Flaminino en el 197 a.C, y heredó un reino beligerante con Roma. Durante un tiempo, pudo mantener el pulso al estado romano, derrotando primero al cónsul Publio Licinio en el 171 y luego al cónsul Aulo Hostilio en el 170. En el lado diplomático, Perseo solicitó ayuda a Epiro y el reino de Iliria. Ante las derrotas y el frente que se estaba formando en oriente, Roma eligió a un hombre eficaz como Emilio Paulo para enfrentar esta amenaza. Fue elegido cónsul y se le confió el mando de la guerra, a pesar de que tenía ya 60 años.
Tras un rápido avance los ejércitos se enfrentaron en la decisiva batalla de Pydna, donde las falanges macedónicas fueron completamente aplastadas dejando más de 20000 muertos. Fue el fin del reino de Macedonia tal y como se conoció. A partir de ese momento, se eliminó la monarquía macedónica y su territorio se dividió en 4 cantones. Roma no anexionó directamente la zona hasta varias décadas después cuando se demostró que el sistema implantado tras Pydna en la región era insostenible [6]. El triunfo que siguió a la victoria duró tres días, en el que se transportaron en centenares de carros estatuas, joyas, piedras preciosas, plata y oro procedentes de los territorios vencidos.
Después del triunfo, Perseo fue encarcelado, pero Emilio Paulo consiguió su liberación y exilio a Alba longa, donde murió cuatro años después.
El esplendor del triunfo enmascara una tragedia personal del cónsul. Cinco días antes sufrió la pérdida de su hijo de 14 años, solo para que le siguiera la muerte de otro hijo de 12 años tres días después del triunfo. Estos hijos fueron fruto de un segundo matrimonio y aunque tuvo otros dos hijos con su primera esposa Papiria, estos niños habían sido adoptados por Quintus Fabius Maximus y Publius Cornelius Scipio, por lo que cuando Paullus falleció en el 160 a.C, murió legalmente sin hijos y ningún heredero podía llevar el apellido Paullus. La línea de los Aemili-Paullus se extinguió. Nuestro monedero recuperaría el agnomen y cognomen para ponerse en relación con tan insigne personaje y desligarse del nombre de su padre, que había deshonrado a la familia con sus actos [2]. Existen 2 variantes de este denario con cambios en el exergo del reverso, PAVLVS en vez de PAVLLVS, y otro con la leyenda PAVLLS.
Trajano restauró este denario (RIC Vol 2, Nº788 Trajano).


BIBLIOGRAFÍA

[1] Babelon E. Description Historique Et Chronologique Des Monnaies de la République Romaine. Vol 1. 1885.
[2] Harlan M. Roman Republican moneyers and their coins, 63-49 BC. 1995.
[3] https://en.wikipedia.org/wiki/Lucius_Ae ... us_Paullus.
[4] Grueber H. A. A Catalogue of The Roman Coins in The British Museum. Vol 1. 1910.
[5] Crawford M. H. Roman Republican Coinage. Vol 1. 1974.
[6] Roldán J. M. Historia de Roma. La República Romana. 1982.
[7] http://augusto-imperator.blogspot.com/2 ... ordia.html.
Alberto Cervera Romero
Moderador
Moderador
Mensajes: 5584
Registrado: 11/Ago/2006 19:09
Ubicación: Por ahora en Almería...

Re: Denario XCIII. República. Aemilia. FFC-126

Mensaje por Alberto Cervera Romero »

Excelente articulo, muy ameno y bastante currado.
Muchas gracias por compartirlo con nosotros
Imagen"Navigare Necesse est, Vivere Non Est Necesse"
scipio
Tribuno
Tribuno
Mensajes: 104
Registrado: 12/Ene/2016 12:42

Re: Denario XCIII. República. Aemilia. FFC-126

Mensaje por scipio »

Gracias Alberto, me alegra que te guste. Un saludo.
Avatar de Usuario
Atilio
Tribuno
Tribuno
Mensajes: 536
Registrado: 31/Dic/2013 00:46

Re: Denario XCIII. República. Aemilia. FFC-126

Mensaje por Atilio »

Enhorabuena Scipio Muy buen artículo.
Bien redactado y con unos buenos contenidos. Me gusta.
Animo y a por el siguiente.

:aplauso: :aplauso: :aplauso: :aplauso:
scipio
Tribuno
Tribuno
Mensajes: 104
Registrado: 12/Ene/2016 12:42

Re: Denario XCIII. República. Aemilia. FFC-126

Mensaje por scipio »

Atilio escribió:Enhorabuena Scipio Muy buen artículo.
Bien redactado y con unos buenos contenidos. Me gusta.
Animo y a por el siguiente.

:aplauso: :aplauso: :aplauso: :aplauso:
Gracias Atilio, espero que dentro de poco tenga listo otro, a ver cuando publicas el artículo del denario que enseñaste hace poco.
Responder